Policiaca

Enrique fue a una cita de trabajo en Boca del Río, pero lo secuestraron, golpearon y robaron

Boca Del Río

AGENCIAS

El lunes 23 de mayo Enrique «N» acudió a realizar un supuesto trabajo de publicidad en la colonia Ylán Ylán del municipio de Boca del Río, Veracruz; cita que se convirtió en un secuestro de tres días, durante los cuales lo golpearon, robaron y maniataron.

Edna López, tía de la víctima, narra a XEU que su sobrino de 30 años de edad es publicista y trabaja desde hace varios años sin problemas en la zona conurbada en un negocio que emprendió y que da servicio a particulares y empresas.

Sin embargo, recientemente fue coado vía WhatsApp para hacer unos diseños de una fiesta, acudió al lugar acordado en donde se encontró con un par de sujetos, que en ese momento se hicieron pasar como clientes.

«Se baja del vehículo y le dicen que se van a mover en otro carro que ya era de estas dos personas, solo logra describir que era un vehículo color blanco, no se percató de la marca y que por dentro llevaba colgado un atrapa sueños, es lo único que puede describir hasta ahorita».

Los delincuentes se dirigieron directamente a un hotel del municipio de Veracruz y al ingresar le dicen que realmente se trataba de un robo, por lo que tenía que darles todo lo que tenía en sus cuentas bancarias y lo obligaron a realizar transferencias desde el teléfono celular.

Cuando su hermano se percató que habían transcurrido varias horas y no regresaba reportó la desaparición a las autoridades, pero a la vez su familia se encargó de difundir la fotografía y señas particulares a través de redes sociales y medios de comunicación.

La Comisión Estatal de Búsqueda emitió una ficha con sus datos. Mientras tanto fue buscado en hospitales, en prisión o cualquier otro lugar en el que pudiera encontrarse por cualquier contratiempo.

Fue hasta el jueves por la tarde cuando personal del hotel se comunicó para reportar que un joven con esas características había ingresado a las instalaciones con dos personas más.

En ese lugar fue hallado golpeado, maniatado, sin pertenencias, pero afortunadamente con vida.

Ahora, con el temor que ha originado el episodio que vivió se ha rehusado a presentar una denuncia ante las autoridades, por lo que su familia cree que el caso debe seguirse por oficio.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*