Nacional

GLESIA CATÓLICA ALEMANA SE REVELA AL VATICANO Y BENDICE Y ACEPTA A PAREJAS DEL MISMO SEXO

Ciudad de México
AGENCIAS
Una nueva rebelión surge al interior de la Iglesia Católica, cuando sacerdotes alemanes desafían abiertamente el pronunciamiento de la Santa Sede que prohíbe a los sacerdotes bendecir las uniones entre personas del mismo sexo. Bajo el lema “El amor gana”, sacerdotes católicos de toda Alemania iniciaron esta inédita rebelión contra el papa Francisco al iniciar una masiva bendición pública de parejas del mismo sexo, en más de 100 templos de ese país. La acción es una respuesta directa a un comunicado del Vaticano que sostuvo que la unión homosexual es un pecado y que Dios “no puede bendecirlo”.
El proyecto es apoyado por sacerdotes, diáconos y voluntarios, quienes anuncian que todas las parejas serán invitadas a ser bendecidas, al margen de su orientación sexual, en todos los oficios que presten. «Alzamos nuestras voces y decimos: continuaremos con nuestro apoyo a aquellas personas que se comprometan en una asociación vinculante y bendigan su relación», de acuerdo a un comunicado en el sitio web creado específicamente.
La Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), el poderoso organismo del Vaticano responsable de preservar el credo de la Iglesia, sentenció en marzo que las uniones entre personas del mismo sexo no pueden ser bendecidas, a pesar de sus «elementos positivos».
La oficina indicó que aunque Dios «nunca deja de bendecir a todos sus hijos peregrinos en este mundo (…) no puede bendecir el pecado». Después de esto, sacerdotes alemanes iniciaron un hashtag pidiendo «desobediencia», lo que llevó a dividir las opiniones en Alemania, donde algunos prominentes obispos apoyaron al Vaticano, mientras que otros acusaron a la CDF de buscar ahogar debates teológicos que han sido muy comunes entre los católicos alemanes en estos últimos años.
En marzo, 2 mil 600 sacerdotes y diáconos alemanes firmaron una petición solicitando que se ignorase la decisión de la CDF, al igual que 277 teólogos. Para dar la bendición a parejas del mismo sexo en algunos templos católicos alemanes se fijó el 10 de mayo por ser la fecha en que Dios envió a Noé un arcoíris, símbolo utilizado por la comunidad LGBT.
La bendición se imparte en templos de Berlín, Colonia, Hamburgo, Fráncfort y Múnich, donde celebrarán misas tradicionales, así como oficios al aire libre y actividades online. «Debemos reconocer finalmente en tanto Iglesia que la sexualidad es parte de la vida, y no solamente en el matrimonio entre un hombre y una mujer, sino en todas aquellas relaciones amorosas fieles, dignas y respetuosas», declara Birgit Mock, copresidenta del grupo de trabajo sobre sexualidad del Camino sinodal alemán.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*