Destacadas, El Sur

Carranza: delito tras delito

JOSÉ LUIS PÉREZ CRUZ/Crónicas del poder
El alcalde de Coatzacoalcos podría terminar en la cárcel, no solo por el tema de CFE sino por su desaseo administrativo en la obra pública;el alcalde de Coatzacoalcos a estás alturas es materia disponible para la FGR, Orfis y Congreso
No estaban tan equivocados aquellos morenistas que decían que a mitad del gobierno, el alcalde Víctor Carranza Rosaldo, podría terminar en la cárcel.
No por ser un malandro de la política sino por la candidez e inexperiencia en el manejo de una administración pública del tamaño de Coatzacoalcos.
Rodeado de “lobos”, la “caperucita” Carranza ha sido responsable de un desaseo administrativo que lo confirma la cuenta pública de 2019. Muchos hicieron negocios a su alrededor y ni cuenta se dio.
El Ayuntamiento tiene 40 observaciones que se encuentran en proceso de determinación.
A esto habrá que sumar que en su momento de las 17 recomendaciones que emitió el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) solo había atendido una.
Además tenía nueve observaciones financiera por irregularidades en la ejecución de igual número de obra pública.
Acciones que van desde:
Licitaciones adjudicadas de manera directa cuando debieron ser concursadas.
Obras que presuntamente fueron finiquitadas y no aparecen.
Obras que no contaron con los permisos adecuados para
realizarse.
Información desaparecida en obras. Falta de planos y especificaciones generales, y el Acta de Entrega-Recepción al Comité de Contraloría Social carece de firma por parte del Representante de la Contraloría Municipal.
Y así un sin número de actos ilegales que lo podrían con un pie en la cárcel por ser el primer responsable de lo que se ejecute en el ayuntamiento de Coatzacoalcos.
DELITOS TRAS DELITO
La confrontación de ayer con personal de la CFE, mostró una vez más la “inocencia del edil” y donde prácticamente con dos funcionarios más intento formar un “valla humana” para impedir el corte del suministro a oficinas de la Tesorería luego de confesar que se conectó de manera ilegal.
Torpe e inhábil cometió un delito que lo puede llevar a la cárcel.
Y más aún en un acto de soberana estupidez ordenó detener a trabajadores de la CFE que realizaban cortes de energía en varios puntos de la ciudad ante el adeudo de 200 millones de pesos que existe de la entidad municipal con la empresa eléctrica.
Así delito tras delito, Carranza Rosaldo podría terminar en prisión.
El alcalde de Coatzacoalcos a estás alturas es materia disponible para la FGR, Orfis y Congreso.
Y más aún cuando parece que al final de su gobierno sus “padrinos mágicos” lo están dejando solo.
Y es que en otros niveles de gobierno pareciera que no hay nadie que meta la cara por el alcalde de Coatzacoalcos.
En Morena nadie quiere comprar sus broncas.
¡Qué tiempo aquellos en que comían tamales en la misma mesa…!
Bien dice la sabiduría en política: “importante es el arranque de un gobierno pero trascendental el cierre, el pueblo casi siempre se acuerda de tus últimas acciones”.
En más de una ocasión se ha señalado que estos adeudos también vienen de administraciones anteriores.
La pregunta es ¿porqué no denunció ante instancias legales la falta de pago de otros edes el actual alcalde Coatzacoalcos?
Pobre Carranza, pobre Coatzacoalcos.
AL OÍDO
Dicen los que saben que en el gobierno de Joaquín Caballero Rosiñol, la táctica para evitar estos cortes de energía eléctrica en instalaciones como la tesorería, en vez de hacer “vallas humanas de tres” mandaban a soldar el acceso a los transformadores y así evitaban cancelar el suministro.
¡Hay cada historia…!
joluperezcruz@hotmail.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*